The interesting fact that in Israel, Generic Levitra (Vardenafil 20mg) is used in the army, to increase endurance soldiers. It is forbidden to use vardenafil online for people with chronic vascular diseases of the heart. Click to read more:

El Club del Cómic de la Biblioteca Insular analiza la tercera entrega de ‘Solos’, de la pareja Gazzotti y Vehlmann

El tomo tres de SolosEl Club de Lectura del Cómic Las Ranas de la Biblioteca Insular que coordina Luciano Díaz, abordará el día 10 de noviembre, en un nuevo encuentro previsto a las 18.00 horas, los valores de la tercera entrega del título ‘Solos’, la apasionante serie juvenil apta para adultos ideada por Fabien Vehlmann y dibujada por Bruno Gazzotti, que ha sido traducida a media docena de idiomas y ha vendido más de un millón de ejemplares.

La obra de Gazzotti y Vehlmann es un cruce de caminos entre la serie de televisión ‘Perdidos’, la novela ‘El señor de las moscas’ y la película ‘Los Goonies’. Cuenta con ocho episodios publicados en Francia, su país de origen, donde se está llevando a cabo este año un casting mientras se escribe el guión de la esperada película. Protagonizada por cinco niños de distintas edades y distintos caracteres, que tendrán que arreglárselas solos y lidiar con las amenazas que se esconden en la sombra de una ciudad abandonada, pronto se percatarán que el enemigo está en interior y en el exterior. En definitiva, una aventura de supervivencia con una progresión que se va tornando más y más dramática.

En esta tercera entrega descubriremos a través de sus 112 páginas en cartoné el significado de los “cairns” (túmulos cónicos) que forman la que los muchachos llaman “la zona roja” y que fueron erigidos por los simios de tendencias agresivas del número anterior. A la zona delimitada por estos amontonamientos le ocurrirá algo que tiene su importancia en el resto de la trama.

Fabien Vehlmann se ha propuesto ponerse a la altura de ‘Perdidos‘, uno de los referentes de ‘Solos’, en cuanto a giros insospechados y emociones fuertes. La acción es constante, pero no por ello el guionista deja a un lado la exploración psicológica de los protagonistas, a los que mantiene pegados a la realidad. En cuanto al dibujo, Bruno Gazzotti, fiel seguidor de la escuela francobelga y poco dado a experimentos narrativos y gráficos, traslada con solvencia la historia al papel. Sobresale en esta ocasión su excelente trabajo en las escenas de acción en el desolado y agobiante entorno urbano en el que se mueven los niños.

Una mañana en Fortville, Dodji, Leila, Celia, Iván y Terry se despiertan como cada día, pero… nada es como antes. La ciudad está desierta y abandonada. ¿Qué ha podido pasar?, ¿dónde están sus padres y sus amigos? Ahora se encuentran solos, desamparados y sin idea de qué hacer en una ciudad ayer familiar, hoy hostil. El primer volumen de ‘Solos’ nos deparó muchas sorpresas, unos buenos sustos y algunos misterios sin resolver. ¿Cómo subsistir sin la ayuda de los adultos? ¿Qué quiere el amo de los cuchillos? ¿Qué ocurre en el clan del tiburón? Este segundo tomo cierra un ciclo y aporta alguna que otra respuesta a las cuestiones levantadas por la gran desaparición.

‘Solos’ ha recibido los Premios del cómic en el Festival de Angoulême en 2007 y 2010, dos veces Gran Premio del Journal de Mickey y el Premio Diagonale 2013 de la Mejor Serie, erigiéndose como uno de los grandes clásicos del cómic franco-belga de hoy en día.

Fabien Vehlmann (1972) entró en 1992 en la escuela de comercio de Nantes. Tendrán que pasar unos años, y un concurso providencial de la revista Spirou, para que recuperase su pasión de antaño, el cómic. Fue allí donde conoció al dibujante Denis Bodart con el que crea Green Manor. Después vendría la serie humorístico-filosófica ‘Samedi et Dimanche’, dibujada por Gwen, ‘El marqués de Anaon’, de tono mucho más siniestro, con el dibujante Mathieu Bonhomme, y la serie ‘Solos’ para todos los públicos.

Bruno Gazzotti (1970) es belga de origen italiano. Desde muy pequeño, lee las revistas y las obras del cómic clásico franco-belga y emprende una carrera de Bellas Artes que no acabará. Con un portafolio bajo el brazo, llama a la puerta de la redacción de la revista Spirou antes de acabar contratado por los estudios Tome et Janry donde colaborará sobre los tomos del Pequeño Spirou. Es con la serie ‘Soda’, con Tome, que perfecciona su estilo antes de empezar con la exitosa saga ‘Solos’.

Share
Volver